En este momento estás viendo La educación del cachorro, el Can de Palleiro.

La educación del cachorro, el Can de Palleiro.

 La educación del cachorro es una etapa corta, intensa y divertida. Cuando decidimos que vamos a incorporar un perro a nuestras vidas, siempre va a ser un momento de ilusión, sueños que cumplir, planes, etc. También de un sin fin de emociones, interrogantes, dudas, temores,…

Una de las primeras preguntas que nos vamos a hacer: ¿Cuándo puedo empezar a adiestrarlo?

Ya desde hace un tiempo se está poniendo en valor la importancia que tiene la educación y no solo el adiestramiento. Cuando estamos hablando del cachorro, cada vez está más claro que debemos empezar antes de que llegue a casa.

Con esto nos referimos a la importancia de la selección, sabiendo a día de hoy que el equilibrio psíquico de la madre, la gestación y los primeros cuidados hasta el destete y la separación de la camada, son de muchísima importancia, y van a ser claves en el futuro de nuestro nuevo compañero, ya que, si falta algo en este proceso inicial, las consecuencias pueden acarrearse durante toda la vida del perro y la familia. Por lo tanto, es muy importante la buena práctica y la formación, tanto de los criadores, como de los clubs caninos, guías, educadores, veterinarios, cuidadores, peluqueros caninos, dependientes de tiendas especializadas y todo el sector social y laboral que esté relacionado con los perros.

Si ya tenemos decidido que un cachorro de Can de Palleiro va a ser un nuevo miembro de la familia, es importante para tener todos los papeles en regla ponerse en contacto con el Club de Raza Can de Palleiro, donde nos informarán adecuadamente de lo que tendremos que hacer y de todas las dudas que podamos tener.

Es aconsejable que se conozca a la madre, donde vive y su estado sanitario (vacunas, desparasitaciones) y nutricional, debe estar todo correcto y en un nivel óptimo de bienestar animal. Lo ideal es conocer a los dos progenitores, pero si esto no es posible, es aconsejable que se conozca sobre todo a la madre.

Es muy importante que en los primeros 4 meses se desarrolle su capacidad de superación, que se enfrenten una y otra vez a todo lo novedoso, aumenten la confianza en si mismos, desarrollen una buena capacidad de recuperación del estrés, que de adulto le ayudará a tener unos más bajos del mismo, y que se acostumbren a quedar solos en casa. Por lo que debemos estar muy atentos a este periodo tan importante.

Vamos a tener una buena parte cumplida si la selección de la madre y su carácter se han tenido en cuenta, que conviva con su camada hasta las diez primeras semanas y el criador cumplió todos los pasos a dar en ese periodo. Luego, la responsabilidad ya está en nuestras manos, por lo que la llegada al nuevo hogar debe estar bien estudiada, teniendo en cuenta que otros animales que allí conviven, personas, niños, el espacio que va a ocupar, el tiempo que le vamos a tener que dedicar y la parte económica de la alimentación, material y gastos veterinarios que vamos a desembolsar, aceptada.

 

¿Qué debemos trabajar en estos meses?  En general, la educación del día a día:

  • La inhibición de la mordida.

  • La eliminación de malas conductas.

  • Socialización y habituar a los elementos del entorno mediante la exposición a los mismos.

  • Socialización con otras personas, siguiendo los consejos de cómo afrontar la desconfianza que pueda surgir con el Can de Palleiro.

  • Socialización con otros perros.

  • Autocontrol.

  • La calma.

  • Paseos

  • Soledad.

Por lo tanto, durante la etapa de socialización el cachorro deberá conocer todo aquello que vaya a ver en su día a día a lo largo de su vida: coches, animales, bicicletas, peluquerías, veterinarios, gente de todo tipo, niñas y niños, etc. Al concluir la etapa de socialización, todos estos “estímulos” que no conozca, le producirán cierta inseguridad y en algunos casos aparecen miedos, pudiendo provocar problemas de comportamiento. Esta socialización debe hacerse siempre de forma progresiva, dando tiempo al cachorro a asimilar lo aprendido.

En la educación del cachorro debemos ser muy constantes, tener mucha paciencia y actuar con justicia. Regañar al perro por hacer cosas que no debe resultará inadecuado, ya que como mucho se conseguirá que no lo haga delante de la familia, pero en cuanto esté solo volverá a hacerlo. Es importante ofrecerle y enseñarle alternativas: en lugar de morder los muebles, darle para morder sus juguetes; en vez de ladrar para pedir atención, que se siente, etc

Las clases para cachorros

Las clases para cachorros van encaminadas tanto a los perros como a toda la familia, ya que de todos depende que la convivencia sea satisfactoria para todos y gocemos de un buen vínculo trabajando sobre todo con métodos amables y respetuosos, por lo tanto. el objetivo de estas clases es evitar futuros problemas de comportamiento indeseado, anticipándonos con su educación temprana.

Deben ser una experiencia agradable y adaptadas a su edad. Las sesiones deben ser cortas y contener aspectos como: socialización, educación, manipulación, obediencia, juego y la resolución de todas las dudas que surjan en este periodo.

Es importante que en estas clases interactúen con compañeros de la misma edad, pero no se debe olvidar la presencia de perros adultos que no tengan problemas de conducta.

 


Patricia Ogando Gómez